Noticias

Nota del Diario día 10 Agosto 2016

“Amenazaron a la monja que ayuda  a las travestis”

Leer

Amenazaron a la monja que ayuda a las travestis

http://www.lmneuquen.com/amenazaron-la-monja-que-ayuda-las-travestis-n522544

96004

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- “La Iglesia también las ha rechazado”, dijo durante una entrevista televisiva la hermana Mónica Astorga, del Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Centenario, en relación con la situación que viven las personas transexuales en la sociedad actual.

La afirmación de la religiosa, que desde hace más de diez años decidió ayudar a que estas personas abandonen la prostitución y las adicciones al alcohol y a las drogas para iniciar un camino de recuperación y de reinserción social, provocó la reacción de un grupo de personas que comenzaron a amenazarla y a criticarla en su cuenta de Facebook.

En diálogo con LM Neuquén, la monja de 51 años, que por su tarea ha recibido numerosos reconocimientos a nivel nacional e internacional, identificó a quienes la atacaron. “Son personas vinculadas a la Iglesia, tanto de la provincia de Neuquén como de otros lugares del país, pero no son curas”, aclaró.

Astorga contó que hace cuatro meses comenzó a recibir las amenazas, especialmente cuando participó en el programa David y Goliat que emite el canal TN. “Allí dije que la Iglesia rechaza a las personas trans. Creo que se sintieron tocados, pero refleja una realidad, una verdad. De hecho lo están haciendo, porque me dicen que yo trato a estos hombres como mujeres. Que de esa manera estaba confundiendo. Y eso es pensar de manera muy violenta hacia estas personas”.

“También me decían que yo me creía superior a Dios y al Papa y que por cómo actuaba no estaba obedeciendo ni a Dios ni al Papa. Decir eso es muy descabellado. Porque yo sólo estoy acompañando a estas mujeres que están heridas”, relató.

Antes de cerrar su cuenta de Facebook, la religiosa convocó a sus críticos a dialogar personalmente. “Estoy tranquila, sé que no está fuera de lugar recibir a estas mujeres, juntarme a rezar con ellas, atenderlas y buscarles una salida laboral”.

Señaló que el papa Francisco conoce la situación y que recibió el apoyo de su comunidad. “Tengo que cuidar a mis hermanas. Ellas me han dado su apoyo por lo que vengo haciendo y me piden que no baje los brazos. No me van a acallar, es mi temperamento ante la injusticia”, concluyó.

Espiritualidad y solidaridad

Hace diez años, la hermana Mónica recibió en el monasterio a Romina, una travesti que le pidió ayuda. Desde entonces, otras mujeres decidieron compartir sus experiencias de vida y sus dolores con la religiosa, quien creó para ellas una cooperativa de costura y la apertura de una casa de residencia y tránsito.

Por ella, muchas mujeres trans no se han suicidado

Adrián Urrutia. Director Provincial de Diversidad Sexual

El mundo sería un lugar mucho más justo si existieran más religiosas como la hermana Mónica Astorga, quien desde hace tiempo viene siendo objeto de denuncias anónimas, críticas en Facebook y amenazas por ayudar a las personas transexuales, a quienes cierto sector de la sociedad y de la Iglesia dejan ubicadas en las periferias existenciales.

Por eso, la hermana Mónica merece todo el apoyo, el ánimo y la fuerza de la sociedad neuquina para que siga dando lecciones de vida desde el amor y el coraje.

Sabemos que por la labor que viene realizando, muchas mujeres transexuales no se han suicidado.

Labor que ha trascendido los límites de la provincia, ya que ha sido reconocida a nivel nacional e internacional.

Es claro que la Iglesia, como cualquier otra institución u organización de la sociedad, tiene posturas opuestas a la diversidad sexual.

Y existen fundamentalistas que no aceptan otra visión de la vida que la que ellos poseen. No entienden que hay que dejar vivir a los demás.

Desde la Dirección Provincial de Diversidad Sexual le hemos expresado nuestro apoyo a la hermana Mónica por la tarea que viene haciendo de valorar y contener a estas personas.

No tengo ninguna duda de que esta situación difícil que está atravesando le dará mucho más impulso para continuar su humana tarea: de estar siempre al lado de sus chicas.

 


 

Nota del Diario día 11 Agosto 2016

“La Iglesia tiene que dejar de meterse en la cama de la gente”

Leer

“La Iglesia tiene que dejar de meterse en la cama de la gente”

 

PABLO MONTANARO

montanarop@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN

“Creo que la Iglesia tiene que dejar de meterse en la cama de la gente. Quiénes somos nosotros para creernos dueños de la conciencia de la gente”, aseguró el sacerdote Rubén Capitanio con relación a las amenazas que sufrió en los últimos meses la hermana Mónica Astorga, del Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Centenario, por personas vinculadas a la Iglesia que criticaron su apoyo y contención a travestis neuquinas.

En declaraciones a Radio Sayhueque, el cura de la parroquia Nuestra Señora Virgen de Luján de Centenario elogió la tarea que viene realizando desde hace más de diez años Astorga, ayudando a un numeroso grupo de travestis para que abandonen la prostitución y las adicciones al alcohol y a las drogas para iniciar un camino de recuperación y de reinserción social.

Tarea que desde que se dio a conocer, a través de una entrevista realizada por LM Neuquén en julio de 2015, tuvo amplia repercusión en medios periodísticos nacionales e internacionales. Además, Astorga recibió numerosas distinciones.

Astorga denunció que en los últimos cuatro meses recibió en su cuenta de Facebook amenazas y criticas por parte de personas vinculadas a la Iglesia, tanto de la provincia como de otros lugares del país. “En una entrevista televisiva dije que la Iglesia también las rechazó por ser travestis, y creo que esta frase provocó la reacción de estas personas que me obligaron a cerrar mi cuenta de Facebook”, describió la religiosa.

“La hermana Mónica es una mujer fuerte y criteriosa, y que la amenacen dentro o fuera de la Iglesia no va a provocar que afloje en su compromiso. No va a claudicar ante las críticas y amenazas”, expresó Capitanio.

En una especie de autocrítica del rol de la Iglesia, el cura de Centenario sostuvo: “Nos hemos metido demasiado en la conciencia y en vez de ser servidores de la conciencia fuimos inspectores de la conciencia, incluso a veces maltratamos y manipulamos las conciencias”.

Apoyo

Las travestis no la dejan sola

“Las amenazas a la hermana Mónica demuestran que aún padecemos la discriminación y el odio”, afirmó Katiana Villagra, una travesti nacida en Tucumán que arribó a Neuquén, donde ejerció la prostitución y hace más de una década se presentó en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Centenario para pedirle ayuda a la hermana Mónica Astorga y poder dejar la calle.

Katy, como se la conoce, repudió las amenazas que recibió la religiosa en los últimos meses. “No puede ser que haya personas que llegan a obsesionarse mal por el solo hecho de que la monja ayude a mujeres transexuales. Nadie se animó a hacer lo que ella sí hace por nosotras”, señaló la mujer que está al frente del taller de costura y lugar de refugio que creó Astorga.

En nombre del grupo de travestis (foto) que tiene vinculación con la religiosa , Katy expresó: “Sabemos que Mónica es fuerte y nada ni nadie la va a detener en su labor con nosotras, y seguramente esta difícil situación la va a fortalecer mucho más”.


 

Nota del Diario día 17 Agosto 2016

Mónica Astorga Cremona y la promoción de los derechos de personas trans

Mónica Astorga Cremona y la promoción de los derechos de personas trans

Hoy también presente un proyecto con objeto de reconocer el trabajo de la hermana Mónica Astorga Cremona conteniendo y promoviendo derechos e igualdad de oportunidades de personas transexuales.
Personas que han visto vulnerados sus derechos básicos a la dignidad, la identidad, la vida familiar, acceder a un empleo digno, etc. como consecuencia de su derecho privado a optar por su sexualidad. Un derecho humano reconocido en nuestro país y que, a pesar de ello, continúa aparejando una importante discriminación por parte la sociedad, en general, y su núcleo familiar, en particular, conduciéndolas a la soledad, la denigración y la prostitución.
A continuación, el texto del proyecto:

 

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE NEUQUEN DECLARA:

Artículo 1: De interés del Poder Legislativo las actuaciones realizadas por la hermana Mónica Astorga Cremona, carmelita descalza, quién lleva más de diez años trabajando en contener, promover los derechos y la igualdad de oportunidades de personas transexuales.

Artículo 2: Comuníquese a la subsecretaría de Derechos Humanos, dependiente del Ministerio de la Ciudadanía, al Obispado de la Provincia de Neuquén, al Poder Judicial de la Provincia de Neuquén.

FUNDAMENTOS:

Desde el año 2005 la hermana Mónica Astorga Cremona realiza tareas con objeto de contener, promover los derechos y la igualdad de oportunidades de personas transexuales.

Personas que han visto vulnerados sus derechos básicos a la dignidad, la identidad, la vida familiar, acceder a un empleo digno, etc. como consecuencia de su derecho privado a optar por su sexualidad. Un derecho humano reconocido en nuestro país y que, a pesar de ello, continúa aparejando una importante discriminación por parte la sociedad, en general, y su núcleo familiar, en particular, conduciéndolas a la soledad, la denigración y la prostitución.

Es importante reconocer que Mónica Astorga Cremona no está sola. Durante el 2016 recibió el premio Filomena Marturano, en reconocimiento a su rol como una mujer fuerte, valiente, sensible y luchadora. Una de esas mujeres imprescindibles para nuestra sociedad.

Mientras tanto, el papa Francisco le escribió una carta de reconocimiento a su labor. La misma dice “Mónica, no te apartes de este trabajo de frontera que Dios te puso en el camino. Con tanta marginación, las mujeres trans son los leprosos de la época de Jesucristo. No baje los brazos”.

Actualmente, gracias a esta labor, estas personas están trabajando en peluquerías, talleres de costura, cuidado de adultos mayores, oficinas públicas y diseñadoras gráficas. Aproximadamente cuarenta trans de la ciudad de Neuquén y alrededores han participado en recibido su contención y apoyo a lo largo de la última década.

Tienen entre sus proyectos la creación de cuartos recidenciales para ellas, un hogar de días para ancianos, un taller de diseño gráfico y local de ventas.

Como legisladores, por tanto, no podemos ser indiferentes a este importante trabajo social.

 

Anuncios